La regulación del Ingreso Mínimo Mensual en Chile

La regulación del Ingreso Mínimo Mensual en Chile posee un amplio margen de maniobra, por cuanto ni el Código del Trabajo ni leyes especiales establecen una modalidad de fijación. En la práctica se regula periódicamente una vez al año para todo el país, por medio de la dictación de leyes específicas.

El proceso de regulación se inicia durante los meses de mayo y junio de cada año, tras conversaciones y reuniones entre los representantes del poder ejecutivo (Ministerio del Trabajo, Economía y Hacienda) y distintos agentes sociales (representantes de los trabajadores y de los empresarios).

En este contexto, el IMM o sueldo mínimo mensual en Chile, se establece por ley una vez al año por iniciativa exclusiva del Presidente de la República, iniciativa que surge tras distintas consultas (no del todo trascedentes ni vinculantes) efectuadas a representantes de trabajadores y empleadores, para posteriormente enviar dicho proyecto de ley al Congreso Nacional, lugar donde Diputados y Senadores deben estudiar y definir su aprobación, modificación o rechazo.

La regla general es que el IMM rige para trabajadores que desempeñan jornadas completas (45 horas semanales), no obstante, para el caso de aquellos trabajadores que se encuentren contratados con una jornada a tiempo parcial (30 horas semanales o menos) tienen derecho a percibir una remuneración proporcional al IMM, en relación a las horas trabajadas.

Actualmente, el IMM cubre a todos los trabajadores del sector privado, sin perjuicio de ciertas excepciones legales existentes en leyes especiales, como es el caso del ingreso inferior al Mínimo Mensual para los trabajadores mayores de 65 y menores de 18 años de edad.